La mesa está servida

Muestra de libros de artista de Susana Salzamendi.

Podemos Decir

En una ciudad erigida de espaldas al rio , donde ser vecino es destilar un orgullo deportivo y displicente con el que llega, considerándolo un outsider, en una ciudad y un tiempo donde los ceros y unos modulan el gesto y el cuerpo, donde el trazo y la sabiduría del no saber es barrida por el “know how” operativo de miradas cautivas por el torrente insípido de los algoritmos, nosotros optamos por mirar de frente al rio e invocar cotidianamente el arte de la invitación.
Es un placer para nosotros, desde el blanco, abrirle las puertas a esta discreta y lucida retrospectiva de Susana Salzamendi, artista , antropóloga y sobre todo una persona que , desde nuestra perspectiva, ha atravesado las tribulaciones de la segunda mitad del siglo 20 y principios del siglo 21 POR ADENTRO y sin enarbolar innecesarios lobbys.
Me viene a la mente una canción de fito Paez: “Gente sin swing”, donde una parte de la letra dice: … y aunque te inviten a su mesa no estarán de tu lado, aunque lo juren y prometan no estarán de tu lado. Y por antítesis pienso : la gente con swing sabe muy bien invitarte a su mesa, sin dobles mensajes, a cara limpia y sin estrategias.
Una vez mas, podemos decir : La mesa está servida, despacio, que hay para todos.

Adrian Quinteros
2018

1/2

Galería de fotos

Gascón 1437, Palermo, Buenos Aires, Argentina.